Blogia
B. Vizcaíno

TARDES MORATILES

Todos esperamos con ansia el mes de agosto, y es que salir del trabajo a las 3 de la tarde es un maravilloso aliciente, para las mil posibilidades de la tarde.

La tarde...toda la tarde...inmediatamente asocio la jornada intensiva con Morata de Jalón. Vaya tesoro!

Qué mejor forma de exprimir las luces que pasar la tarde entre paredes calizas, cuerdas y amigos. Son esas tardes que recuerdas siempre con dulzura, que en cuanto empieza el mal tiempo (para escalar, que no para otras actividades) te vienen recurrentemente a la mente mientras sueltas la lagrimilla.

No alcanzo a imaginar el vicio de los escaladores de verdad, los que hacen grado y pueden con todo, los que entrenan a diario y se conocen los pasos clave de cada vía, los que repiten un paso hasta que les sangran los dedos...qué tendrá la escalada, que te hace sufrir pero a la vez produce una satisfacción increíble...

Ese descanso tras chapar: otra, otra más...los nervios del paso: cómo hice este paso el otro día? La alegría de la reunión: reunióoooooon!!!

Las idas, las conversaciones, los cabreos con uno mismo, la recogida de trastos, comer moras, la vuelta...todo eso es la escalada, no sólo emperiquitarse en una pared haciendo posturitas...o todo eso es para mi, claro.

 

Pero veo en las caras de los demás que así es...para ellos también.

 

Y así vamos disfrutando de este mes estival, que pasa más rápido de lo que nos gustaría. Pero del que intentamos sacar lo mejor, pese al calor, y las moscas (qué pesadas!)

 

Salud!

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Nacho -

¿Pesadas las moscas? ¡¡PESADOS LOS CÓS!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres